Descentralización y buen gobierno

 

Inaugurada en 1973 y remodelada por la gestión Enciso en 2018

Por Carlos Enciso

Nuestro Movimiento #DALE, como una columna del sector TODOS, se ha puesto en marcha, rumbo al próximo año electoral, con la esperanza compartida con cientos de miles de orientales en todo el país, de que el próximo Gobierno sea conducido por el Partido Nacional.
El país necesita sacudirse el estancamiento al que lo condujeron los Gobiernos del Frente Amplio, buenos cuando se trataba de capitalizar precios internacionales astronómicos de nuestras materias primas y gastar los ingentes recursos generados por el país productivo, pero malos cuando de lo que se trata es de gobernar.
Por nuestra parte, no somos improvisados.
Gobernamos todos los días, en equipo y junto a la gente, recogiendo frutos del esfuerzo y de las visiones compartidas, encarando con coraje una situación social cada vez más compleja y preocupante.
Por eso es que tenemos bien claro el rol estratégico de la descentralización en la generación de un nuevo modelo social para el país.
Estoy convencido de que un proceso de auténtico desarrollo económico, social y cultural, no puede concebirse al margen del desarrollo armónico e integrado de todas las regiones del país en un pie de igualdad.
En la medida en que el país camine por la senda del desarrollo, tendrá que plantearse con mayor profundidad una agenda sustantiva de políticas públicas de descentralización.
El modelo social, político e institucional basado en la macrocefalia y el centralismo metropolitanos, no es ya compatible con el proceso de desarrollo económico social que necesitamos y que pareció estar a nuestro alcance en la última década larga de valorización de nuestras materias primas.
La descentralización no es un reclamo meramente teórico o doctrinario, sino una necesidad del desarrollo, en un país en el que más de la mitad de los habitantes reside en el Interior y produce una parte sustantiva de la riqueza nacional.
Los recursos que luego son destinados a las Intendencias, son recursos generados precisamente en la actividad productiva del país.
El actual régimen de descentralización representa un avance, en la medida en que constitucionaliza el Congreso de Intendentes, como expresión de las Autonomías territoriales que poseen los Gobiernos Departamentales.
Por otra parte, las leyes de presupuesto han reforzado una lógica centralista, asignando un escaso porcentajes de 3.3% de los recursos presupuestarios (incluso con algunas reducciones).
Se anuncia una nueva iniciativa legislativa del Gobierno para avanzar en el proceso de descentralización.
Temas como éste reclaman consensos colectivos, requieren consultas y debates, aconsejan enriquecerse con el conocimiento y valoración de posibles buenas prácticas en otros contextos y no pueden pensarse como mecanismos de último momento para garantizar poder territorial a cualquier fuerza política, en éste o en aquel nivel de Gobierno.
El Partido Nacional es heredero del artiguismo, y del régimen capitular hispánico (una experiencia histórica de por lo menos quinientos años).
Bernardo Prudencio Berro, nos legó una preocupación orgánica por el gobierno municipal, y en la lucha por las libertades, fuimos los abanderados de un poder repartido, asentado en los departamentos.
Allí tuvimos el legado, de un estadista preocupado por el gobierno municipal.
Aparicio Saravia, cuyo heroico sacrificio los nacionalistas y todos los orientales evocamos en septiembre, fue la más limpia expresión de nuestra lucha por la libertad y fue al pie de su monumento que Wilson hizo firmar a los legisladores nacionalistas su proyecto de ley de Descentralización.
Hoy, una vez más, estamos prontos para realizar propuestas sustantivas en materia de Descentralización, que esperamos compartir con ustedes en nuevas ediciones de esta herramienta de comunicación, nacido -como nuestro Centro de Estudios de #DALE– para trabajar sobre los grandes y los pequeños temas del país.

Author: diadmin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *