Los retos del emprendedurismo

Por Darío Hernández Carro

Del 12 al 18 de noviembre se llevará a cabo la Semana Global del Emprendimiento, un movimiento mundial que busca fortalecer la cultura emprendedora en más de 160 países, entre ellos Uruguay, en donde se desarrollarán simultáneamente miles de eventos y actividades.
Los emprendedores uruguayos son conscientes de la difícil situación que amenaza a la región, producto de la crisis financiera de los países vecinos, la brusca desaceleración en el crecimiento de la economía, la crisis energética, el cambio climático, entre otros.
No obstante, también son conscientes de que más allá de esta difícil situación y de todas las adversidades que se presentan, los emprendedores deben hoy, más que nunca, mostrar todo su potencial emprendedor para ayudar a nuestro país a enfrentar la crisis y demostrar, sobre todo a la juventud, que el emprendimiento, es una excelente posibilidad de convertir una idea en una empresa propia, que es una opción real, rentable y verdadera tanto a nivel personal, como para la comunidad y el país en general.
Los emprendedores advierten que la crisis financiera que está atravesando sobretodo Argentina y Brasil, podría traer aún mayores consecuencias a nuestro país y que urge la necesidad de que nuestras autoridades busquen medidas preventivas e innovadoras, en consenso y unión con todos los sectores, para mantener la estabilidad económica.
Los cambios políticos y sociales que el próximo gobierno asuma, no tienen por qué estar reñidos con la iniciativa privada ni con el desarrollo y creación de nuevas empresas, al contrario, es deber del próximo gobierno crear un entorno favorable, de confianza mutua, de seguridad jurídica, paz y tranquilidad.
Además, estos cambios deberían ir acompañados de medidas económicas también profundas que permitan un verdadero desarrollo armónico, la creación de un aparato productivo fuerte y una lucha efectiva contra el desempleo y la pobreza en el marco de un diálogo abierto, de acuerdos entre los sectores público y privado y cuidando, ante todo, la integridad de nuestra nación.
El cambio climático es otro tema que preocupa a los emprendedores, sobretodo en el sector agrícola, es por eso que se propone la creación de estrategias de crecimiento sostenibles, que incentiven la innovación y la competitividad, pero sobre todo que respeten el medio ambiente.
Al igual que al mundo en general, la crisis energética nos debería hacer reflexionar sobre la dependencia que tenemos de productos no renovables como el petróleo y el gas, y pensar, una vez más, que la alternativa es promover la producción de bienes y servicios con alto valor agregado, que generen riqueza y empleo sostenible.
La educación, la capacitación y la tecnología son elementos cada vez más necesarios en el desarrollo de nuestra sociedad, en ese marco la llamada brecha tecnológica debe ser para nosotros, para nuestras autoridades, empresarios y comunidad en general, un reto a superar.
Los emprendedores están demandando de nuestras autoridades y comunidades, nacionales y locales, crear las mejores condiciones para el desarrollo y crecimiento de nuestra juventud, mejorando el entorno empresarial a través de políticas y programas que promuevan la iniciativa empresarial.
En esta dirección, la reestructuración de la educación es un imperativo.
Este nuevo mundo, del conocimiento y la tecnología, nos obliga a repensar en el tipo de educación que estamos ofreciendo, en este momento, a nuestra juventud.
Es de vital importancia promover el espíritu emprendedor incluso desde el ciclo primario, por supuesto secundario y mucho más aún la educación superior.
Nuestros jóvenes necesitan saber que el emprendimiento productivo es una opción real de vida y necesitan formarse en esa dirección si asumen la decisión de ser emprendedores.
Los jóvenes necesitan saber que la estabilidad y salud de la economía de un país, de su desarrollo, la lucha contra el desempleo y la pobreza dependen, en gran medida de la capacidad que tengamos de crear nuevas empresas.
Pero para ello debemos encontrar los mecanismos adecuados para despertar su interés por el mundo empresarial y motivar su espíritu emprendedor.
Los jóvenes tienen que aprender que una buena forma de encarar la transformación de la economía mundial, del conocimiento y la tecnología, es a través del fomento de la cultura Emprendedora-Empresarial.
Nosotros, de nuestra parte, nos comprometemos a acudir siempre que se necesite nuestro aporte, para transmitir experiencias, para motivar e incentivar a los futuros emprendedores productivos, en quienes, sin duda, está el bienestar y el futuro de nuestro país.
Los emprendedores uruguayos deben asumir que más allá de hacer realidad su sueño de tener una empresa propia, su labor central será contribuir más y mejor en una lucha más fuerte y efectiva contra el desempleo y la pobreza.
Los emprendedores están comprometidos a seguir adelante, a seguir viendo en una crisis, una oportunidad, a superar todas las adversidades que se vienen, a ser los generadores de innovación, valor agregado, cuidando nuestro medio ambiente, respetando a nuestra comunidad con una fuerte vocación de responsabilidad social y creando empleo decente y sostenible.
Estos son los retos de los emprendedores uruguayos, que seguramente el próximo gobierno va acompañar.

 

El autor es integrante de la Red de Expertos del Ecosistema. Emprendedor Iberoamericano SELA/SEGIB/AECID

Author: diadmin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *