Para que ninguno se llame a engaño
Jul09

Para que ninguno se llame a engaño

Por Daniel Olascoaga Pasó un nuevo aniversario del golpe definitivo de 1973 y el decreto de disolución de las cámaras, y pasado el ruido electoral -lo que permite pensar- vale la pena hacer algunas precisiones y consideraciones para ubicar a cada uno en el tiempo. En los meses previos al golpe, la calidad democracia se venía deteriorando a pasos agigantados, por un lado un sector autoritario llevado al gobierno en elecciones...

Leer más