Con siete claveles blancos recordaron a Jacinto Párraga

El viernes 9 de agosto la Comisión Departamental del Partido Nacional de Florida realizó un sencillo homenaje a los Caídos en la Defensa de la Villa de Florida, en el lugar del monumento de Jacinto Párraga ubicado en la Plaza Artigas de la capital departamental.
El aguacero y el viento de la jornada obligaron a reducir el tradicional homenaje a Párraga y los caídos de 1864, en la simple colocación de un ramo de siete claveles blancos sobre el peñasco de granito que se sitúa en la esquina plaza de las calles Antonio María Fernández y avenida Pocho Fernández.
Este año de había resuelto cambiar la fecha del acto por razones del calendario político.
Desde hace 18 años que en esa esquina se recuerda el luctuoso epílogo del 4 de agosto de 1864, en el que fueron fusilados el jefe de la guarnición de Florida, Sargento Mayor Jacinto Párraga, los Capitanes Ezequiel Ibarra, José Bosch y Manuel Sotelo, el Alferez Antolín Castro y el Sargento Juan Bautista Castillo, y degollado Dámaso Silva, hermano de José Silva, Jefe político de la Villa, que también marchaba hacia ese destino pero fue asesinado antes de llegar.
En esa fecha y luego de seis horas de combate feroz en donde estaba el bastión del gobierno nacional, ubicado en la actual Plaza Asamblea, ocurrió la toma sangrienta de la guarnición por parte de las tropas revolucionarias del general Venancio Flores, que en ese momento intentaban derrocar al gobierno legal de República.
En la luctuosa jornada hubo cientos de muertos, entre ellos la casi totalidad de los defensores de la plaza, y desde entonces el penoso suceso se simboliza con el recuerdo de los fusilamientos de los últimos siete defensores, ocurridos tras la caída de la Villa.
El acto de este año debía realizarse el domingo pasado, que fue 4 de agosto, pero en razón de que era una jornada de consulta popular, la Comisión Departamental de Florida dispuso que la evocación se realizara el viernes 9.
Pero el aguacero que se inició la noche del jueves y se mantuvo durante toda la jornada del viernes, obligaron a resumir el homenaje a la colocación de los siete claveles blancos sobre la piedra que recuerda los hechos.
La ofrenda fue realizada por Andreína y Nahuel, los jóvenes que protagonizarían los relatos evocativos de la jornada.
“Ni la lluvia ni el viento de agosto fueron más fuertes que la memoria. Andreína y Nahuel entregando siete claveles blancos en el monumento a los defensores de Villa de la Florida. El de hoy fue el 18o. año consecutivo de homenajes dedicados a Jacinto Párraga #OrgulloRepublicano”, colocó luego del acto en su cuenta de tuit, el integrante de la Comisión Departamental, Heraclio Labandera.

Author: diadmin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *